Curiosidades de los agapornis

Curiosidades de los agapornis

Los agapornis, también conocidos como las aves del amor, son animales increíbles que destacan porque crean un fuerte vínculo entre parejas; razón por la cual pasan mucho tiempo juntos y suelen atenderse el uno al otro con gran dedicación.

Estos se clasifican como loros, aunque son de tamaño pequeño, y su gran colorido los hace ser muy fáciles de identificar. En la actualidad existen un total de 9 especies de estas hermosas aves.

Si estás interesado en saber más curiosidades de los agapornis tan solo tienes que continuar leyendo lo que te dejaremos a continuación:

¿Por qué se les llama aves del amor?

A estos animales se les conoce como aves del amor, o aves inseparables, debido a que se relacionan de forma muy cariñosa con su pareja. Y, de hecho, nunca se separan ellas y se atienden de forma admirable.

Solo una prueba revela su sexo

Así es, si quieres estar convencido sobre cuál es el sexo de tu agapornis tendrás que solicitar que le hagan una prueba de ADN. Y es que las hembras y los machos son muy parecidos, por ende, distinguirlos a simple vista suele ser un método inexacto.

Fanáticos del agua

Una de las cosas que más les encanta a los agapornis es bañarse en agua. Por lo general, estos buscan charcos, fuentes o ríos cuando están en libertad. Y cuando se encuentran bajo cautiverio lo recomendable es colocarles un recipiente amplio en donde puedan tomar una buena ducha.

Tienen una banda musical

Aunque no lo creas, existe una banda musical Argentina que se ha inspirado en el agapornis; su logo son dos loros de esta especie dándose amor y su nombre es AGP (agapornis abreviado). Este grupo se enfoca en la cumbia pop, con ritmos latinos.

Apegados a las personas

Curiosidades de los agapornis

Estos loros son unos de los favoritos por las personas que quieren una mascota, en vista que los mismos suelen desarrollar un fuerte apego hacia quienes son sus dueños. Y se cree que hasta los llegan a confundir con una pareja.

Les encantan los premios

Estos pequeños loros son fáciles de adiestrar, por eso se vuelve común el uso de premios, o de algún tipo de comida, para incentivarlos a que continúen aprendiendo diversos trucos.

No toleran el encierro

Al ser animales tan sociables, los agapornis se frustran rápidamente si son encerrados. Por ese motivo se sugiere que no se mantengan en jaulas, sino que se les cree un espacio lo más natural posible.

Sus brotes de agresividad

Aunque no lo creas, los agapornis pueden ser muy feroces. Y es que estos se vuelven bastante agresivos e intolerantes cuando otro animal o persona se acerca a su territorio, y cuando intentan relacionarse con su compañero o pareja.

Fanáticos de la madera

Si tienes un agapornis debes tomar precauciones con tus muebles, ya que estos mueren por roer la madera con sus fuertes picos. Por ende, lo más idóneo es que le coloques un tronco solo para él.

Viven muchos años

Por lo general, las aves de tamaño pequeño suelen vivir un promedio de vida corto o mediano. Sin embargo, el agapornis es una de las excepciones, pues este llega a vivir hasta 15 años.

Un agaporni muy particular

Curiosidades de los agapornis

El agaporni swinderniana es el único de las 9 especies de estos tipos de loros que no logran reproducirse estando en cautiverio. Por lo que, en muchos países, su comercio está totalmente prohibido, a fin de evitar la extinción del mismo.

0 0 votes
Calificación
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x